Técnicas de motivación en el ámbito laboral

Técnicas de motivación en el ámbito laboral

No hay gestor de equipos que no considere que uno de sus grandes retos sea conseguir equipos motivados. El problema fundamental es que, en ocasiones, no sabemos cómo motivar a nuestro equipo y no llegamos a entender las causas de la desmotivación del personal. Traemos aquí algunos conceptos fundamentales a la hora de trabajar la motivación en el equipo. Algunas son realmente sencillas, pero continuadas en el tiempo. De nada sirve un taller motivacional en una empresa, por ejemplo, si luego el día a día para el trabajador es un cúmulo de sensaciones desmotivadoras.
1. El reconocimiento del esfuerzo y del trabajo: Evidentemente el primer reconocimiento que se nos viene a la mente es el reconocimiento material, y aunque esto es cierto, cabe no olvidar la importancia que tienen unas palabras de agradecimiento, el reconocimiento del trabajo bien hecho o la empatía ante un esfuerzo extra del miembro del equipo.
2. Dirección participativa por objetivos: Un trabajador que conoce los objetivos, que se le ha hecho partícipe de la construcción de los mismos e incluso se han negociado de manera periódica, se sentirá más implicado en el proyecto y tomará los objetivos como suyos desde el primer día.
3. La formación continua y el desarrollo laboral: Que la empresa se implique en la formación del trabajador, que estas acciones sean de calidad y que estén intrínsecamente unidas a la labor que desarrolla, hará que las personas sientan que son un elemento clave en el engranaje del negocio. Además si esta formación se une a la posibilidad de desarrollo profesional de manera interna, la motivación se verá incrementada.

implicacion equipo de trabajo
4. Enriquecer el trabajo: Dotar al puesto de trabajo de interés, creatividad y promover la iniciativa en el mismo ayuda a reducir la rutina y el desinterés. Hacerle partícipe de este enriquecimiento del puesto de trabajo y que sea el mismo trabajador el que proponga esas mejoras (nadie conoce mejor que él su puesto de trabajo), le dotará de autonomía para que participe en las decisiones que afecten a su trabajo.
5. Adecuar el perfil al puesto: En ocasiones, la fuente de la desmotivación viene porque la persona está en un puesto que no corresponde a sus intereses y, por tanto, resulta harto difícil conseguir su motivación. Hacer un proceso de selección adecuado, coordinando bien perfil del puesto y competencias del candidato serán la base sobre la que sustentar la motivación del trabajador.
6. La mejora de las condiciones laborales y la conciliación familiar: Es difícil que todas estas acciones logren los resultados esperados si no van acompañadas de medidas en las que se promueva mejorar las condiciones de trabajo y se tengan en cuenta las circunstancias familiares para hacer posible la conciliación familiar.
7. Evaluar el desempeño: Realizar un proceso de evaluación continua del desempeño del trabajador, marcar planes de acción para su desarrollo, y trabajar sus puntos fuertes para fomentar su desarrollo y analizar los ámbitos de mejora que pueden ayudarle a hacer mejor su labor, es un elemento básico para la motivación de los miembros del equipo. Esta evaluación del desempeño tendrá razón de ser si hay un trabajo del manager con su equipo, si hay una implicación de todas la partes y no sea una reunión rutinaria sin ningún tipo de consecuencias prácticas y, por supuesto, ha de ser un momento al que se le dé la importancia adecuada, sea equitativo y no sea visto por el manager como un momento para recriminar o castigar.

Al final, es importante entender que la motivación no se consigue con una sola acción, ni es un valor que sólo dependa de una de las partes, es un proceso que hay que trabajar de manera continuada en el tiempo, sabiendo que la inversión que hagamos en la motivación de los empleados irá directa a su resultado y la consecución de éxitos. Una primera cosa que puedes hacer hoy con tu equipo es dedicar un tiempo a escucharlos, a saber qué necesitan o a preguntarles qué necesitan para estar mejor en su ámbito laboral. Es un paso tan pequeño que no deberías poder decir no y seguro que te aporta mucha información para poder avanzar en este aspecto.

 
Por | 2015-03-23T10:01:38+00:00 marzo 23rd, 2015|Blog, RRHH|Sin comentarios

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.