Cómo redactar las condiciones de uso de una tienda online

Cómo redactar las condiciones de uso de una tienda online

Los términos y condiciones de uso son un conjunto de normas y declaraciones que los usuarios de la página web tendrán que seguir y aceptar. Dicho de otro modo, son los elementos que regulan la relación con el usuario en lo que concierne al acceso tanto de los contenidos como de los servicios que se muestran a través de la página web.

De este modo, sirven para explicar de manera detallada las reglas en las que se basa tu tienda online. Así, le permiten al usuario conocer las responsabilidades que asume el titular de la web en relación al servicio que presta, así como cuáles son sus derechos y obligaciones al acceder a dicha página web y utilizar sus servicios

Al ser un contrato de adhesión, estas condiciones las redacta de manera unilateral el titular de la página web. No hay posibilidad de que el usuario tenga capacidad de negociación.

Los términos y condiciones de uso han de ser incluidos en tu tienda online, dado que la existencia de estos les genera una gran confianza a los clientes y usuarios, pues les permite tener mucha más información acerca de la tienda, de cómo será el servicio o qué condiciones existen. Es por ello por lo que la redacción ha de ser clara y concisa, sin ambigüedades. Es muy importante que lo que se redacte quede claro al usuario y pueda entenderlo sin ninguna dificultad.

La normativa legal exige que el usuario conozca las condiciones de contratación de un producto o servicio. Una redacción inadecuada o incompleta puede derivar en una sanción.

A la hora de redactar los términos y condiciones de uso de tu tienda online no puedes pasar por alto la normativa actual. Ésta es la normativa que debes tener en cuenta:

  1. Normativa que regula los contratos
  2. Normativa que regula las condiciones generales de contratación
  3. Normativa que regula el comercio electrónico
  4. Normativa que regula la propiedad intelectual e industrial
  5. Normativa que regula la protección de datos
  6. Normativa específica que regula los productos o servicios ofrecidos en la página web
  7. Normativa en defensa de los consumidoresaspectos legales web

 

¿Qué debe incluirse en las condiciones de uso?

Si bien es cierto que en función del tipo de servicio o contenido que se ofrezca en cada página web deberá haber unas cláusulas más específicas o concretas, todos los términos y condiciones de uso han de tener una serie de puntos comunes.

  • Datos de identificación: los datos de identificación que han de ser incluidos son los que hacen referencia al profesional o a la empresa titular de la página web o tienda online. Esto ayuda a que los usuarios conozcan a la persona responsable de la página web y a quien van a contratar sus servicios.
  • Derechos de propiedad intelectual e industrial: en este apartado se debe indicar quién es el titular de los elementos que se incluyen en la página web y el tipo de licencias de uso que se les otorga a los usuarios en relación a dichos elementos.
  • Pasos a seguir para contratar: se debe informar al usuario de los pasos que ha de seguir para adquirir tanto los productos como los servicios que ofertamos en nuestra página web. Aquí se incluyen también los derechos y obligaciones que tiene.
  • Producto o servicio objeto de contratación: se debe establecer de forma muy clara y precisa cuál es el producto o servicio que puede contratar, incluyendo además una descripción detallada de sus características.
  • Precios, duración y formas de pago: se ha de especificar si los precios que se muestran incluyen ya los impuestos correspondientes o si a la compra se le han de añadir cargos adicionales, como los gastos de envío. Para aquellos contratos que se prolonguen en el tiempo, se ha de señalar el plazo de duración. Por último, se deben especificar las distintas formas de pago que tiene el usuario y cuáles son las condiciones de las mismas.
  • Reglas de conducta: si el usuario debe registrarse para acceder a los servicios que oferta la página web, se han de aclarar las condiciones específicas de usos, sus derechos, responsabilidades y las normas de conducta.
  • Responsabilidades: es importante establecer de manera precia las responsabilidades que se asumen y cuáles son las limitaciones de responsabilidad.
  • Garantías: el usuario debe conocer las garantías que tiene al adquirir un producto o servicio. Es importante incluir cláusulas relacionadas con la pérdida del producto, el reembolso de dinero o las devoluciones (siempre y cuando se trate de venta de productos).
  • Legislación aplicable y sistema de solución de conflictos: el usuario debe conocer las normas que se aplicarán a la relación contractual que se crea.
  • Otros: si se realizan ofertas, promociones o si se dispone de un servicio de atención al cliente, también deben incluirse clausulas específicas relacionadas con estas cuestiones.

Al ser propietario de una tienda online, recuerda que has de incluir una cláusula relacionada con la política de privacidad que va a seguir la empresa, explicando cómo se utilizará, se almacenará y se difundirá la información privada recopilada.

 

Por | 2019-09-18T10:03:22+00:00 septiembre 18th, 2019|Blog, Diseño web, Social Media|Sin comentarios

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.