La importancia de escuchar activamente

La importancia de escuchar activamente

La importancia de escuchar activamente

En anteriores post hemos hablado del poder de las preguntas a la hora de trabajar en ventas o de comunicarnos con colaboradores de nuestro equipo. Sin embargo, hay que hacer las preguntas pertinentes, por ello, si las preguntas son  importantes, la escucha es fundamental. Pero tenemos que tener en cuenta que la escucha no es algo pasivo, la escucha supone un esfuerzo. No es lo mismo escuchar que oír.

Podemos controlar la calidad de nuestra escucha. La escucha depende de nosotros, es nuestra elección. Solamente existen dos razones para hablar mientras se escucha: una es para mostrar que atiendes perfectamente, al repetir lo que la otra persona ha dicho o significado; la otra es  para pedirla  repetición o clarificación.

Cuando hablamos de “oír”, estamos subrayando el proceso fisiológico que tiene lugar cuando las ondas recibidas causan una serie de vibraciones que son transmitidas al cerebro. “El  escuchar”, en cambio tiene lugar cuando el cerebro reconstruye estos impulsos  electromagnéticos y forman una representación del sonido original a la que se le asigna un determinado significado. En este sentido, el “oír” no puede ser parado porque  el sentido del oído recoge las ondas del sonido y las transmite al cerebro las queramos o no. El “escuchar”, en cambio, no es algo tan automático y tenemos la experiencia de que muchas veces  oímos pero no escuchamos.

A veces incluso deliberadamente no queremos escuchar, por diversas razones: el tema es aburrido, no me interesa, no me dice nada, el sonido es irritante, etc. En ocasiones dejamos de escuchar  cuando nos damos cuenta de  que “eso ya /lo he oído antes”, con lo que cerramos las puertas  a una nueva información o simplemente a una nueva forma de presentar la información.

La verdadera escucha es un proceso activo que envuelve aspectos más complejos que el acto pasivo de oír. El proceso de escucha empieza primero como fisiológico y enseguida se convierte en proceso psicológico.

Las necesidades, deseos, motivaciones, percepciones y experiencias pasadas de las personas son las que determinan la primacía de la atención y señalaran cuáles, de todos los estímulos recibidos, focalizarán más la atención y en este sentido son éstos los escuchados. Escuchar es una habilidad que debe ser aprendida, ejercitada y  evaluada, por eso la buena escucha es activa.

curso atencion al cliente almeria

A tener en cuenta para escuchar activamente

  • Miremos a los ojos de nuestro interlocutor, de esta forma conectamos visualmentecon él, teniendo una actitud positiva. Pero seamos naturales.
  • Tenga una actitud relajada, sonríale, positivice, esté con él, sincronícese, haga un poco de espejo.
  • Haga de eco, resuma su mensaje, reformule la idea, de esta manera su interlocutor podrá obtener información depurada sin su propia interpretación.
  • Utilice el silencio, deje tiempo a que siga diciendo y hablando el interlocutor,
  • Utilice respuestas estimulantes como “claro”, “entiendo”, “te comprendo”.
  • Sírvase de expresiones no verbales: asienta con la cabeza, adopte una expresión corporal relajada.
  • Utilice frases que inviten a decir más “háblame de ello”, “qué harías tu entonces”.

En Resolving ayudamos a las empresas y organizaciones a comunicarse más y mejor con sus clientes y usuarios y el primer paso siempre es escuchar activamente, si quieres podemos decirte cómo hacerlo.

 
By | 2016-09-09T10:16:58+00:00 septiembre 9th, 2016|Coaching, Emprendedores, Formación, RRHH|0 Comments

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.