Seguramente ya habéis visto por cualquier red social, principalmente facebook y youtube el video de la niña que está estudiando y su pollito que se entromete en su estudio y como esta niña le regaña porque no le deja estudiar y esparce su comida. “Ay pollito la que has liao” le dice la niña. Y vaya que si la ha liado. Os cuento esta historia porque es una muestra clara de cómo un video casero que hace un padre observando cariñosamente a su hija, se convierte en un fenómeno que ya han podido ver aproximadamente 100.000 personas (pero que avanza vertiginosamente a cada momento).

El video es de una niña que se llama Iune y que sus padres (grandes amigos míos) deciden compartir el vídeo en un grupo de whatsapp en el que estamos unos 15 amigos muy cercanos, sin ningún ánimo de difusión sólo por compartir un momento tierno de su hija con todos nosotros. Evidentemente, a todos nos hace mucha gracia y, algún miembro del grupo decide compartirlo con alguien más, que a su vez hace lo mismo y como un fractal se va extendiendo rápidamente sin que los padres sepan nada. Hay que decir que el video se grabó y compartió por whatsapp al menos un mes antes de que todo esto se iniciara hace tres días. Ajenos a cómo se iba extendiendo el video por el universo móvil, los padres se encuentran con que alguien a quien no conocen sube el video a facebook y en sólo unas horas es compartido por unas 22.000 personas.

En ese momento, la estupefacción de los padres es tal que no saben cómo reaccionar. Los padres sin ningún tipo de interés en el marketing digital, no saben si denunciar, si pedir a facebook que retire el video, porque se encuentran con que Iune está en los móviles de media España. Es entonces cuando me llaman y me preguntan qué hacen… y la verdad, yo me quedo también atónito en un primer momento. Como buen viral el video anda de móvil en móvil, de un ordenador a otro y les digo que intenten no entrar en una espiral de enfado sino que disfruten de las sonrisas que está consiguiendo despertar este sencillo video. Si no es utilizado con maldad ni con ánimo de lucro que se enorgullezcan de que su hija ha hecho reír a mucha gente. A partir de aquí múltiples videos de youtube, artículos referenciándolo, periódicos que escriben sobre él, y hasta un megamix techno  llamado lac´as liao pollito… en fin, imparable.

Escribo este pequeño post por dos razones:

1ª Nadie sabe porqué viraliza un viral, nadie decide que algo tiene que ser viral ya que es la misma red la que decide esto. Todos los tutoriales del mundo sobre cómo hacer un viral se dan de bruces cuando vemos que sin querer un video como este, desde un pequeñito pueblo de Almería da la vuelta a España antes de que nadie se pueda dar cuenta.

2º Como conozco de primera mano a la niña y a los padres, quería dejar claro que estos padres en ningún momento han querido difundir este video, que el pollito no es una mascota, sino que es de los pollos que tiene la familia en el huerto y en la casa donde viven en un pueblecito de Almería y que se han visto sobrepasados por la difusión de este video.  Así que viendo cómo ha sido el tema lo que les he recomendado es que suban el video completo y dejen disfrutar a la red de toda la ternura de Iune.

Si queréis, podéis escuchar la explicación de la madre en la entrevista que le hizo Carles Francino en La Ventana, de la Cadena Ser.